Autoridades federales investigan a empleada de Fema por un contrato en Puerto Rico

El administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Brock Long; el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló; el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump; la primera dama de EE.UU., Melania Trump, y la primera dama de Puerto Rico, Beatriz Rosselló, participan en una reunión, el martes 3 de octubre de 2017, en la base aérea Luis Muñiz, de la Guardia Nacional, en San Juan, (Puerto Rico). EFE/Archivo

San Juan, 24 may (EFEUSA).- Las autoridades federales de EE.UU. investigan a una empleada de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (Fema) que fuera responsable de la firma de un contrato para la reconstrucción de la red eléctrica en la isla con la empresa Cobra.

La información fue divulgada hoy por medios locales, que identifican a la acusada como Leo Aldridge, quien por medio de su representante legal, Leo Aldridge, negó haber cometido cualquier irregularidad.

El abogado indicó que no ha sido acusada criminalmente y que si la Fiscalía federal investiga el caso no será acusada.

«Hoy trascendió que una funcionaria de Fema fue separada de su puesto de administradora regional como resultado de una investigación realizada por el Inspector General de la dependencia. Que quede meridianamente claro, se trata de una investigación sobre actuaciones de una empleada del gobierno federal y no del Gobierno de Puerto Rico», aclaró el secretario de Asuntos Públicos, Anthony Maceira.

Dijo que las imputaciones de su supuesta influencia con Cobra en nada vinculan al Gobierno de Puerto Rico ni a la Autoridad de Energía Eléctrica.

«Respetamos el hecho de que este proceso es un asunto interno de Fema. No obstante, resulta prudente hacer una aclaración oportuna y puntual sobre la misma para evitar que intenten insinuar que la investigación o sus resultados están de alguna manera relacionados a actuaciones de algún funcionario del Gobierno estatal», matizó Maceira.

«Reiteramos la disponibilidad de esta administración para atajar cualquier acto ilegal, el repudio a quienes se hubieran aprovechado de la devastación causada por el mayor desastre natural en nuestra historia modera y que el proceso de recuperación de la isla continuará siendo público y transparente», concluyó.